Elección correcta comiendo en restaurantes



Foto de http://marketingastronomico.com

El comer en restaurantes resulta muy agradable, pero ¿crees que la comida que nos preparan es realmente sana?

Normalmente la comida que nos sirven en los restaurantes presentan un buen aspecto y, además, posee un sabor exquisito. No obstante, muchos platos tienen un exceso de calorías y muy poca fibra. Para aquellas personas que sólo esporádicamente comen fuera de su casa se trata de un asunto que se puede corregir que se puede corregir en unos cuantos días; pero, si debido a tu vida social o profesional te vves en la obligación de comer en restaurantes con cierta frecuencia, tu salud se puede ver afectada.

Muchos dueños de restaurantes son conscientes del creciente interés por una comida sana y nutritiva por lo que han modificado su forma de preparar las comidas, ofreciendo platos con poca grasa. Incluso existen algunos que ofrecen diariamente un plato especial para todos aquellos clientes conscientes de la necesidad de una alimentación equilibrada. Si comes en un restaurante varias veces a la semana, lee con detenimiento el menú, de modo que puedas escoger los platos más nutritivos.

Una elección sana

El escoger una opción sana no perjudica, en absoluto, el placer de comer fuera de casa. No existe ninguna necesidad de eliminar tus alimentos preferidos ni de seguir una dieta aburrida a base de ensaladas.

  • Reflexiona antes de pedir el menú, analiza bien el menú, teniendo en cuenta tanto los ingredientes como la preparación de cada plato. Intenta seleccionar una serie de alimentos que formen parte de una dieta equilibrada.
  • Cuidado con las cremas ricas en calorías.
  • Vigila la sal u ordena si es posible reducir su uso en la cocina.
  • Para reducir la comida, pregunta si es posible que sólo te sirvan media porción.
  • Escoge una de las entradas como primer plato o comparte una comida principal con algún compañero.
  • Dale preferencia a los caldos en lugar de pedir cremas con un alto contenido de grasa.
  • Asegúrate que las verduras no estén preparadas con mantequilla.
  • A objeto de ingerir un mínimo de grasa, pide un plato preparado a la plancha, al vapor o simplemente hervido.
  • Pide que te sirvan las salsas o aderezos aparte: así puedes consumir una menor cantidad de los mismos.
  • Escoge un aderezo de ensalada de bajo contenido graso.
  • Si todos los postres de la carta son ricos en grasa y azúcar, es mejor pedir una fruta fresca.


 

QUIZÁS TAMBIÉN TE INTERESE